Dar el salto: animarse a la Transformación Digital

Dar el salto: animarse a la Transformación Digital

  • Escrito por Giselle
  • En 23/04/2018
  • Comentarios
  •  

Ayudamos a impulsar la transformación en una empresa tradicional multinacional. ¿Cómo fue el proceso de trabajo y qué se logró?

Durante 2017, trabajamos en Buenos Aires y Córdoba en el diseño e implementación de un programa de Lean Enterprise que Vixerant armó a medida del cliente y sus necesidades. Dados sus buenos resultados, luego se replicó para la misma compañía en sus filiales de Asunción, Paraguay y Santa Cruz, Bolivia.  

En el marco de “Street Millonaire”, un programa que la empresa multinacional desarrolla año a año con diferentes objetivos, Vixerant diseñó este plan de actividades de gran escala de Lean Enterprise basado en distintos desafíos propuestos por las áreas comerciales de la compañía, identificando sectores donde se requiere mayor fuerza de innovación. El mismo llevó un proceso de tres meses de trabajo combinando distintas instancias virtuales y presenciales para que el seguimiento fuera integral.

La primera fase comenzó con una jornada en la Usina del Arte para explicar las bases del programa, armar los grupos de trabajo y empezar a conocer las metodologías con las que dar forma a cada idea. Esta instancia, en la que participaron más de 350 colaboradores de la empresa, tenía como objetivo atravesar un proceso de ideación de soluciones a problemas reales que enfrentan cotidianamente dentro y fuera de la empresa; que la fuerza comercial de la compañía conociera nuevas metodologías y se involucrara con procesos alternativos aplicados a su área de trabajo, con el plus de experimentar con proyectos propios.

La segunda instancia fue virtual, se trató de un seguimiento en el desarrollo de las ideas y proyectos de los colaboradores de la empresa. Se los asesoró través del armado de píldoras, consultorías online y webinars para complementar el proceso de aprendizaje a los grupos.  En esta fase del programa, la empresa puso a disposición de sus colaboradores una plataforma para que pudieran postular sus ideas, la cual recibió más de 200 soluciones para mejorar la propuesta comercial de la compañía.

Por último, en la etapa final Vixerant realizó un hackathon durante tres días para trabajar con las más de 70 personas seleccionadas debido a sus ideas innovadoras. En este workshop se incluyó la aplicación de metodologías ágiles, espacios de validación con usuarios reales y una ronda final de pitchs en la que cada equipo debía presentar sus ideas ante un jurado experto. Todo el proceso fue acompañado por 16 facilitadores de Vixerant elegidos específicamente por sus capacidades y experiencia en la materia y las metodologías a trabajar.  
  

Las metodologías utilizadas por Vixerant para “Street Millonaire” tenían un objetivo común: proporcionar procesos ágiles, proveer de soluciones validadas y, al mismo tiempo, ser disruptivas con la cultura de trabajo tradicional de la empresa. En un proyecto de esta envergadura este supone uno de los principales obstáculos porque implica el ejercicio de deshacerse de métodos muy arraigados en la filosofía de trabajo de una empresa.

En esta línea, los abordajes que se aprendieron durante el programa fueron Lean Startup, Design Thinking, Customer Development, Customer Journey, Speed dating, Lego Serious Play®, distintos métodos de experimentación para el prototipado; todos por medio de distintas herramientas prácticas y didácticas para que los nuevos contenidos se absorbieran fácilmente. Como dice una frase de Benjamin Franklin que Vixerant utiliza habitualmente en sus presentaciones, “Dime y lo olvidaré, enséñame y lo recordaré, INVOLÚCRAME Y LO APRENDERÉ”.

  

Como resultado de este gran proceso, los empleados de la multinacional tuvieron su primer acercamiento con la cultura de la innovación digital y quedaron muy satisfechos con los contenidos que aprendidos. La empresa, por su parte, seleccionó seis ideas para implementar y sigue teniendo proyectos para profundizar esta transformación, generando a cada paso una nueva cultura y fomentando el gen emprendedor al interior de su organización.

Para Vixerant la experiencia fue muy positiva porque pudo comprender la cultura actual del cliente y también qué cambio cultural quiere adoptar. La empresa le permitió trabajar con libertad y sumar herramientas que beneficiarán al programa en general y en particular a las propuestas de cada equipo de trabajo, generando un verdadero contexto de cambio; así como también los participantes se mostraron entusiasmados ante los nuevos conceptos, metodologías y propuesta general de la compañía de la que forman parte.  Durante este año, la empresa y Vixerant tienen el proyecto de continuar profundizando el proceso de innovación en una nueva edición de Street Millonaire.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail